■Dejo que todo ocurra porque ahí no hay nadie y no hay nada que hacer■

Luisa Jiménez

Mis Artículos☆☆☆☆☆ Luisa Jiménez

Me gustaria que grabaras a fuego lento esta frase en tu memoria:

Puedo dejar que todo ocurra porque ahí no hay nadie, por lo tanto, aquí no hay nada que decir o hacer.

  • El yo ilusorio  se ha llevado toda la vida haciendo cosas e intentando decidir entre varias cosas, con un único propósito, y este es: ser Feliz. El pequeño yo separado que representa al Ego o sistema de pensamientos errado, se caracteriza por el intenso sufrimiento emocional y físico que te genera, normalmente es este sufrimiento lo que te impulsará a buscar la felicidad. El Ego siempre está buscando la felicidad en algo externo. Por lo tanto, no es posible ser un yo separado y no ir en busca de la felicidad, de hecho, el Yo separado se caracteriza precisamente por ir permanéntemente en busca de la felicidad.

  • Sufrimos porque creemos que ahí hay alguien que tiene que hacer algo en esas situaciones que te causan sufrimiento, cuando realmente las sensaciones y los pensamientos vienen sin más. Yo sólo tengo que comprender que no hay nada que hacer y no hay nadie fuera de mí y, que lo que únicamente puede hacer el yo separado es explorar y experimentar su verdadera naturaleza. Desde ahí, si tienes que hacer algo, vendrá a través de una acción inspirada. Y en este caso tampoco tendrás que hacer nada por ti mismo, porque esa acción no venrá por tí sino a través de tí.
  • El descubrir que no soy este minúsculo cuerpo sino que soy un ser adimensional y todopoderoso acaba con el sufrimiento, o por lo menos, esto supone el principio del fin del sufrimiento tanto emocional como físico. Sufrimos porque nos resistimos a lo que lo que ya está siendo, y seguimos sufriendo por lo que creemos que fue o será.
  • Cuando dejas de centrarte en lo que NO eres: un pequeño cuerpo separado de todo,  programado y desconectado de tu verdadera esencia (Ser, Dios, Fuente, Divinidad…) y te centras y experimentas tu verdadera naturaleza espiritual (un solo Ser todopoderoso unido a todo lo que es), entonces y nada más entonces, podrás vivir la vida rindiéndote a cada segundo a lo que es, solo fluyendo con la vida podrás dejar que todo ocurra porque no hay nadie aquí y no hay nada que hacer.

Hasta aquí mis vivencias con Un Curso de Milagros

Si has llegado hasta aquí, supongo que algún interés tiene para ti. Será un placer leerte y contestarte. Si no conoces el curso, pero te apetece aportar algo, ¡adelante, también!. ¿Conoces UCDM (tambien puedes consultar sobre Hòponopono o la TDT) y quieres compartir tu perspectiva?, entonces puedes contestar estas preguntas y enviarlas al consultorio de mi pagina, donde podremos ayudarnos compartiendo.

¿Cuál ha sido tu experiencia con UCDM?

¿ Cuales han sido los beneficios que te aporta UCDM?

¿Cuál es o ha sido tu mayor dificultad en el aprendizaje de UCDM?

Puedes contestar aquí:

Más Artículos de Luisa Jiménez AQUÍ

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies